Receta del diciembre 9, 2014

Sabor italiano: cordero a la Toscana

Desde uno de los lugares más hermosos del planeta, Italia, por su cultura, arte, historia y por supuesto, la gastronomía que encanta al planeta entero, llega el plato de hoy. Una carne suave como el cordero, de sabores exquisitos muy italianos que son perfectos para adornar nuestras mesas también en época de celebraciones, o para cuando tengas un antojo! Vamos a cocinarlo.

Lo que vas a necesitar:

  2 chuletas de cordero 
  Romero en ramas
  4 dientes de ajo 
  Pimienta negra 
  Aceite de oliva
  1 cebolla 
  2 zanahorias 
  Tomillo
  125 ml de vino tinto
  300 ml de caldo de cordero o de pollo
  400 g de tomate
  1 cucharada de pasta de tomate
  Perejil 

Empecemos por picar y alistar todo para que sea má rápido. La cebolla debe ir finamente picada al igual que los dientes de ajo. Con la zanahoria, trata de cortar en cubos pequeños. Los tomates también en trocitos pequeños.

Ahora necesitamos una olla o refractaria para poner las chuletas, a las que le vas a agregar solo un poco de ajo, el tomillo,  el romero y la pimienta. Agrega una pizca de sal y revuelve todo para distribuir los sabores en todas las chuletas. Cubre y deja reposar alrededor de una hora fuera del refrigerador, aunque si pudieras hacerlo desde el día anterior refrigerado, mucho mejor.

En un sartén vas a sofreír en aceite de oliva la cebolla, el resto del ajo y las zanahorias hasta que se vean doradas. Agrega el vino tinto, revuelve y vierte ahora el caldo, los tomates y la pasta de tomate. Lleva a fuego alto hasta que hierva, luego a fuego bajo y cocina por unos 15 minutos hasta que veas que se ha reducido y espesado un poco.

Alista la parilla o plancha donde vas a trabajar las chuletas y ponla a calentar. Cuando esté muy caliente agrega un chorrito de aceite de oliva y pon las chuletas a cocinarse allí. Permite que se doren bien por ambos lados.

Para servir, vierte bastante salsa en cada uno de los platos, y una chuleta encima dejando que se impregne bien, agrega perejil picado por encima. Solo complementa con papas y una rica ensalada y listo!