Receta del diciembre 7, 2016

Receta navideña: Galletas de jengibre infaltables!

gingerbread

Ya se acerca la época más bonita y esperada por todos, la navidad, así que necesitamos estar listos para degustar los platos más ricos en la gran noche. Que tal si tu también preparas algo que sorprenda a todos y permita pasar un momento muy agradable? Hoy queremos enseñarte a hacer las famosas galletas de jengibre para la noche de navidad, o para cuando tengas ganas de un bocado exquisito y divertido de hacer.

Lo que vas a necesitar:

Para las galletas

  • 195 gramos de mantequilla
  • ¾ de taza de azúcar morena
  • ¾ de taza de miel
  • 4 tazas de harina
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de canela molida
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de clavos
  • 1 y ½ cucharaditas de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 huevo
Para el glaseado
1 clara de huevo
½ cucharadita de jugo de limón
2 y ½ tazas de azúcar pulverizada cernida
Anilinas comestibles
Primero, en un bowl, vas a poner la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente. Bátela con tu batidora eléctrica para que sea más rápido, y cuando ya esté un poco cremosa, agrega poco a poco el azúcar y mezcla. Ya puedes agregar la miel y el huevo y continuar batiendo todo. Ahora lentamente añade el harina e incorpora muy bien todos los ingredientes secos restantes. Ya puedes cubrir el bowl con plástico y dejarlo reposar por 2 horas en la nevera, o si se puede de un día para otro estará bien.
Luego de este tiempo, puedes ir precalentando el horno a 170 Grados Centígrados y mientras tanto preparar el glaseado. Para esto, necesitas primero batir la clara de huevo a punto de nieve,  y luego agrega el jugo de limón. Después, poco a poco añade el azúcar y revuelve constantemente, verás que va teniendo una consistencia más firme. Es momento de añadir las anilinas o colorantes para repostería y revolver.
Pasa a hacer las galletas, divide en 3 tu masa, extiende una de ellas en una superficie plana y ayudándote de un rodillo, hasta que estires bien, y el grosor no pase de 1/2cm. Recuerda enharinar un poco antes la superficie para evitar que se pegue la masa. Usando los moldes del muñeco de jengibre o las formas navideñas que más te gusten. En una bandeja para horno cubierta con papel parafinado, ubica todas tus galletas con buen espacio entre cada una. Hornéalas por unos 10 minutos hasta que veas que están algo doradas pero suaves aún. Luego deja enfriar y decora con tu glaseado.