Receta del noviembre 9, 2016

Preparemos un pudín de aguacate!

aguacate

El aguacate es uno de esos ingredientes de los que podemos decir grandes cualidades, y muchas personas nos hallarían la razón, puesto que son más los fanáticos de este alimento que los detractores. A la mayoría le encanta y aunque todavía no conocemos las posibilidades que posee en cuanto a su preparación, con seguridad vamos a la fija cuando nos animamos a usarlo en nuestros platos o a probarlo en alguna comida fuera de casa. Sus nutrientes son muchos y por ello es bueno para tu salud consumirlo, también se ha usado bastante en productos de belleza para el cabello así que sus beneficios son bastantes.

Hoy nos queremos ocupar de una manera distinta de consumir aguacate y es en forma de pudín. Y como emplearlo? Fácil! Imagina que lo usas como un rico y suave dip para acompañar papitas o nachos, también sirve para untar en sandwiches o como parte de una ensalada. De cualquier forma sabrá delicioso así que ponte tu delantal y vamos a cocinar!

Lo que vas a necesitar:

  • 2 aguacates
  • 1/2 taza de cebolla larga en trozos
  • 1 paquete de gelatina sin sabor
  • 1 cucharada de salsa de tomate
  • 1 huevo
  • 12 cucharadas de nata líquida
  • 5 gotas de ají
  • aceite
  • vinagre (un chorrito)
  • sal y pimienta

El primer paso es poner a preparar la gelatina sin sabor en el agua caliente para diluirla. Mientras tanto debes pelar los aguacates y partirlos en trozos para ponerlos en la licuadora junto con la cebolla y así formar una especie de crema suave. Llévalo a un bowl al que le vas a agregar la nata líquida y sal y pimienta. Ve revolviendo y añade poco a poco la gelatina diluida.

Aparte debes engrasar un molde con mantequilla y verter rápidamente la mezcla para evitar que empiece a tornarse oscuro por el contacto con el oxígeno, y llévalo de inmediato al refrigerador.

Mientras tu preparación está cuajando, mezcla el huevo, la sal y el vinagre en la licuadora. A la mezcla resultante agrega un poco de nata líquida, ají y salsa de tomate. Revuelve bien y cuando sirvas el pudín, agrega una cucharada de mayonesa por encima.