Receta del mayo 31, 2016

Prepara tus propias alitas de pollo agridulces

alitas

Esta es una de ese tipo de recetas a las que no se le puede decir NO, y es porque rara vez alguien rechaza unas alitas de pollo, y menos cuando tienen una combinación dulce y agria que embelesa el paladar. La rapidez y sencillez de este plato es la mejor noticia que podemos recibir cuando de cocinar se trata, así que alista tu mesón de cocina y los ingredientes, porque empezamos!

•  1 kilo de alitas de pollo
•  Zumo de limón
•  Miel
•  Kétchup
•  1 guindilla roja seca
•  Romero
•  Sal

En la mayoría de mercados es muy fácil conseguir las alitas de pollo ya listas, lavadas, limpias y sin plumas. Aunque en otros lugares venden las partes enteras y tu debes seccionarlas. Como prefieras, el primer paso es tener ya la cantidad de alitas listas limpias y secas, en un bowl. Aparte debes mezclar en un bowl pequeño o recipiente, un poco de romero, una cucharada de ketchup, el zumo de un limón y una cucharada de miel. Agrega una pizca de sal y la guindilla picada finamente. Revuelve y mezcla muy bien. Ya puedes agregar la salsa al bowl con las alitas, mezclar todo hasta se impregnen bien y deja reposar por un tiempo de una hora. Es recomendable que separes un pocod e la salsa para más adelante.

Mientras tanto puedes precalentar el horno a 180 grados centígrados. Luego en una refractaria o recipiente para horno, mete las alitas y deja un rato hasta que veas que las alitas se van dorando. En este momento agrega el resto de la salsa que habías reservado antes para que queden más jugosas y con mayor sabor. Listo! a disfrutar!