Receta del agosto 8, 2014

Postre de tres chocolates

Definitivamente si sabes que un postre contiene chocolate, de antemano está claro que será delicioso. Ahora, puedes imaginar una torta que contenga tres clases de chocolate? seguro es perfecto pero no apto para amateurs, sino para verdaderos adictos al cacao, su sabor, su aroma y textura. Hoy queremos compartir contigo esta receta que está para morirse, así que si te atreves a retar a tu familia y amigos con este explosivo postre, te ayudamos a lograrlo.

Lo que vas a necesitar:

250g de chocolate negro 
250g de chocolate de leche 
250g de chocolate blanco 
600 ml de nata 
600 ml de leche 
3 sobres de cuajada 
Un paquete y medio de galletas 
250g de mantequilla 

El primer paso es que nos vamos a concentrar en la base. Para ello es necesario que tritures las galletas muy bien y le agregues la mantequilla. Hay dos formas de hacerlo, algunos derriten la mantequilla y la agregan a las galletas, o hay quienes primero amasan la mantequilla para que quede muy cremosa y sea más fácil de integrar con las galletas. Por cualquier método que prefieras, la idea es formar una mezcla homogénea. Necesitas una refractaria o molde que se pueda desmontar y luego si pon la mezcla de galletas empujando bien para que quede cohesionada. Se puede meter al horno por unos minutos para que vaya endureciendo mientras seguimos con el resto del postre.

Aparte en una olla pequeña, vas a poner a calentar a fuego lento 200ml de leche con 200ml de nata. Revuelve bien y luego ve añadiendo lentamente el chocolate negro en trozos. Permite que se disuelva bien y a continuación agrega 1 sobre de la cuajada. Continúa revolviendo para integrar los ingredientes y evitando que hierva. Retira del fuego y luego vierte la mezcla sobre la base de galletas que ya hiciste.

Continuamos repitiendo el mismo proceso pero esta vez a la misma cantidad de leche y nata, se le agrega el chocolate de leche y luego otra parte de cuajada. Termina éste proceso de la misma forma y vierte sobre tu recipiente con las capas, pero no directamente porque puedes hacer un hueco en la capa que ya está, para evitarlo, deja caer el chorro sobre una cuchara para que se distribuya más sutilmente.

Lo mismo debe pasar con el chocolate blanco, desde el principio hasta el final como los demás chocolates. Ya puedes dejar la torta quieta para que empiece a cuajar y luego la metes a la nevera para que termine de formarse. Luego sirve una porción y decora con ralladura de los tres chocolates por encima.