Receta del agosto 24, 2014

Platos rápidos para llevar al trabajo

Es sabido que cuando estamos en la oficina, el tiempo para comer es limitado. Parece que siempre hay algo más importante para hacer que alimentarnos con tiempo y de manera correcta, saludable. Pero una vez entendemos que la solución es más fácil de lo que pensábamos, nuestro mundo cambia. Hoy queremos ser parte de esa solución, dándote algunos consejos sobre deliciosos y fáciles platos que puedes llevar a la oficina, y no te falte nunca algo sano y rico que comer.
La primera opción, son las ensaladas. Aun si no has tenido tiempo el día anterior para prepararla, sólo necesitarás de 5 minutos antes de salir para tenerla lista. Sólo junta en un recipiente de plástico hermético, trozos de lechuga fresca, tomates cherry cortados a la mitad, un poco de maíz tierno y espolvorea queso parmesano por encima. Cierra con un poco de salsa ranch y revuelve.
El siguiente consejo si que es saludable y fácil. Acude a esos sobrantes de verduras que acumulas en la nevera, y prepara una tortilla. Sólo debes revolver varios huevos, poner las verduras y lo que le quieras poner, sal pimentar y llevar a un sartén por unos 10 a 15 minutos hasta que se cocine. Parte. Una porción y de nuevo a un recipiente pequeño que no te ocupe mucho espacio.
Lo más fácil y que nos encanta son los sándwiches. Aquí si puedes enloquecerte con las opciones, pero te. Recomendamos que para que se convierta en un almuerzo más completo, puedes reutilizar carne sobrante de alguna comida. Alguna carne molida sazonada, roast beef o pechuga de pollo sería perfecto, sólo trata de siempre añadir algún vegetal u hoja verde como lechuga, rúgula o espinaca. Un par de rodajas de tomate y listo. Ahora, si no cuentas con alguna carne, sólo ármalo con jamón regular, algunas rodajas de queso y siempre algún vegetal.
La última opción que te damos, es una combinación de pasta con vegetales. No pienses en todo el proceso largo de un plato complejo, así que sólo cocina un poco de pasta corta, agrega unos vegetales como aceitunas, tomates, espinacas o lo que más te guste. Lo una salsa tártara o robada, revuelve y listo!