Receta del febrero 5, 2015

Paletas de fruta y hierbas!

Los postres y helados no son solo para los niños, si no que son pequeños placeres que todos podemos disfrutar! Estos bocaditos fríos los puedes preparar cuando quieras y son muy fáciles de hacer, además sus sabores dulces y aromáticos te dejarán encantado.

Lo que vas a necesitar:

2 tazas de sandía picada sin semillas
2 tazas de fresas picado
2 cucharadas de jugo de limón
4 cucharadas de hierbabuena picada
100 gramos de leche condensada
Separa las frutas para hacer de dos sabores diferentes. Empieza por poner en la licuadora la sandía, el jugo de limón, la hierbabuena y la leche condensada. Licúa muy bien y agrega la mezcla en los recipientes que tengas para helados, o usa vasos desechables pequeños. Para los de fresa, ya que son un poco más dulces que la sandía, quita la leche condensada, o agrega menos, el resto de los ingredientes es igual, así que también licúalos y sírvelos en los recipientes. Congela por un par de horas o cuando veas que se ponen blandos a duros, y en cada uno pon un palito de madera o plástico, luego sigue congelando por 4 a 6 horas más.