Receta del septiembre 5, 2014

Duraznos en almíbar

Los postres con múltiples capas, combinaciones de chocolates, frutas y cremas por todo lado, tortas y pasteles de mil colores y sabores indudablemente cautivan nuestra atención. Pero no podemos negar que los postres tradicionales, jamás abandonarán nuestra lista de preferencias, ya que esas recetas caseras, esos trucos que se saben nuestras abuelas y heredan nuestras madres, son exquisitos y nos recuerdan a la cocina de casa.
Hoy te entregamos una opción muy simple, un plato dulce y delicioso que puedes preparar cuando quieras.

Lo que vas a necesitar:
1 kilo de duraznos
1 litro de agua
600 gramos de azúcar

Presta mucha atención a los duraznos que compres, ya que deben ser firmes y no maduros o demasiado blandos ya que no servirán para esta receta.
Primero, necesitas poner una olla con agua a hervir. Mientras eso sucede, debes lavar muy bien los duraznos. Cuando hierva, pon adentro los duraznos y deja que se cocinen por un par de minutos. Luego retíralos y con mucho cuidado retira la piel. Córtalos a la mitad, saca las pepas y conserva todo.
Trabajemos ahora en el almíbar, para lo que vas a usar un sartén hondo anti adherente o una olla con la misma característica. Allí vas a agregar el azúcar, 250ml de agua, la mitad de las pieles y las pepas de los duraznos que reservaste. Ajusta en fuego medio y permita que hierva, luego de esto necesitas estar pendiente por unos 5 a 10 minutos cuando se va formando la textura del almíbar. Ya puedes retirar y colar la mezcla.
Ahora debes hacer el proceso de envasado. Los frascos o envases de vidrio que tengas deben estar perfectamente limpios y esterilizados. Ya sólo queda agregar algunos duraznos y almíbar en cada frasco. Deja que enfríe y sella. Este sería un bonito regalo para alguien especial, y también puedes compartir con tu familia.