Receta del septiembre 13, 2016

Como preparar la torta de tres leches

tres leches
Porque siempre las tortas fueron y siguen siendo las mejores compañeras de las tardes de onces, es que no vamos a olvidar como preparar una de las más tradicionales y deliciosas. De vez en cuando puedes dejar de lado esa dieta que sabemos estas cumpliendo con mucha disciplina, y darte un pequeño gusto probando una delicia que tu misma prepares en la cocina. Para que no te sientas tan culpable, invita a tus amigos y familia para que compartas tu dulce creación.
Hoy tenemos una receta que de seguro te va a encantar, pues puedes servirla como postre, o hacerla el centro de mesa en el cumpleaños de un ser querido, y de seguro impresionarás a todos tus invitados con una dulce, jugosa y exquisita torta de tres leches.
Lo que vas a necesitar:
Para la torta
  • 1 taza de harina
  • Mantequilla
  • Polvo de hornear
  • Sal
  • 5 huevos
  • Azúcar
  • Esencia de vainilla
Para la parte líquida
  • 1 lata de leche condensada
  • 3 tazas de leche entera hervida hasta que se reduzca a la mitad
  • ½ taza de crema espesa
  • Una pizca de sal
Para la cubierta
  • 2 ½ tazas de crema espesa
  • 2 cucharadas de azúcar en polvo
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 cucharadas de brandy
Vamos a preparar la torta como primera medida. Para ello vamos a alistar el horno desde antes mientras preparamos todo, así que precaliéntalo a 170º-180ºC. En un bowl grande vas a cernir el harina, el polvo de hornear y la sal. Aparte, necesitas separar las claras de las yemas y ponerlas en recipientes separados. A las yemas le vas a agregar 3/4 de taza de azúcar y bate con la batidora hasta que obtengas una mezcla suave. Luego añade la vainilla y la leche y continúa batiendo.
En otro bowl, bate las claras a punto de nieve, añade el 1/4 de azúcar que faltaba y sigue batiendo. Agrega poco a poco los ingredientes secos y unifica todos los ingredientes. De esta mezcla de las claras, ve añadiendo poco a poco a la mezcla anterior e incorpora con una espátula todo. Ya puedes poner la mezcla en un molde engrasado y enharinado y llevarla por 20 o 25 minutos al horno.
Para que sigamos con la parte líquida, vas a tomar una olla y allí vierte la leche condensada, la crema, la leche en polvo y la sal para revolver perfectamente. Cocina esta mezcla a fuego medio, revolviendo lentamente hasta que veas que aparecen burbujas, y luego retíralo.
Toma el pastel que ya habías horneado y ábrele huecos relativamente seguidos. Vierte el líquido sobre la torta con cuidado y lentamente, mientras vayas viendo que absorbe todo sin recargar de líquido. Ya puedes cubrirlo y ponerlo en la nevera por un par de horas o dejarlo allí hasta cuando lo vayas a servir.
Para terminar con la cubierta, vas a batir la crema hasta que empiece a espesar, y poco a poco agrega el azúcar, la vainilla y el licor. Continúa revolviendo hasta que veas que se forman picos. Extiende sobre la torta y sirve al gusto!