Receta del octubre 31, 2014

Atrévete a probar un mousse de capuchino

Cuando llega el momento del postre se cierra de manera absolutamente perfecta una rica cena. Es la mejor parte porque el encuentro de dulces y explosivos sabores en nuestro paladar, permiten dejar nuestra boca con la mejor sensación. En esta ocasión, te invitamos a que disfrutes el suave y esponjoso sabor de un delicioso mousse, sumado al único sabor del café. Puedes usar el que quieras, tu favorito o el que tengas en casa y obtendrás el mejor postre de tu vida.

Lo que vas a necesitar:

  • 200 gramos de leche condensada
  • 2 huevos medianos
  • 100 ml de buen café solo (puede ser descafeinado, mientras sea de calidad)
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 gramos de azúcar glass (flor o impalpable)
  • Cacao en polvo para espolvorear

El primer paso es que en un bowl, mezcles los huevos con la leche condensada, agrega poco a poco el café y mezcla muy bien. Alista tu recipiente o vaso especial para nuestro mousse, y pon unas gotas de aceite o un poco de mantequilla. Vierte allí la mezcla sin sobrepasar las 3/4 partes. Lo mejor de esta receta es lo fácil que es, así que al tener tus envases con la mezcla, llévalos al microondas por dos minutos a máxima potencia, y déjalos reposar por otro par de minutos allí dentro. Deja que se enfríen a temperatura ambiente y luego lleva al refrigerador por 3 horas. Cuando vayas a servir, mezcla la nata con el azúcar glass, revuelve muy bien y reparte en cada envase. Pon un poco de cacao en polvo por encima y listo! acompaña con galletitas o deditos de chocolate.