Receta del mayo 29, 2015

Algunas formas de cocinar con panceta

Cuando cocinamos con panceta, el plato entero va a tener ese exquisito y único sabor que caracteriza al bacon, o tocineta como también se le llama en diferentes regiones. Generalmente contiene ya una grasa que permite no usar otros aceites en su cocción, sino aprovechar la que ya trae para además aumentar el sabor de la preparación.

Se nos ocurren mil formas de usarlo en las receta y hoy queremos sugerirte algunas para que las tengas en cuenta y aproveches mejor ese ingrediente tan especial y explosivo en los platos que cocines.

El primer ejemplo puede ser en salados bocaditos. Necesitas saltear tiritas de panceta hasta dorarlas, luego escurre bien el aceite. Mezcla con un poco de queso crema, queso parmesano y la panceta, vierte la mezcla sobre rebanadas de pan fracés y lleva a hornear por unos minutos solamente.

Consigue la panceta cortada en franjas, pero de las más anchas que se pueda. Corta rectángulos de aguacate y trocitos de lechuga. Lo que vas a hacer es tomar un poco del aguacate y de la lechuga, ubicarlos en un extremo de la panceta y enrollar. Asegura con palillos y lleva al horno no muy fuerte hasta que se cocine la panceta.

Que tal incluir este rico ingrediente en un desayuno? ya hemos visto que simplemente se sofríe y se sirve junto a los huevos, como nos encanta! pero que tal si la cortas en cuadros pequeños, le agregas un poco de espárragos troceados, un poco de queso crema y una pizca de sal? Mezcla perfecta para un omelette, te lo aseguramos.

Y como dejar atrás los platos tradicionales? En Latinoamérica conocemos de sobra como se preparan las lentejas, aunque varíen de un país a otro, siempre son deliciosas. Te invitamos a que les des un sabor único con panceta picada que agregas durante la cocción. Verás como se realzan los sabores tradicionales con unos toques diferentes y riquísimos.

Los espaguetis son una debilidad para cualquiera, sobre todo si se preparan con salsa carbonara. Sofreie un poco de panceta picada finamente, retira el exceso de grasa y luego si prepara con la panceta la salsa. Una combinación como para morirse y si le pones buen queso, mucho mejor.

Por último, una opción fácil y deliciosa. Toma unas papas pequeñas, córtalas en cuatro, ubícalas en una bandeja, espolvorea con un poco de sal y pimienta al gusto, un chorrito de aceite de oliva y cuadritos de panceta. Lleva al horno hasta que se cocinen bien las papas y listo! un acompañante de gran sabor.